Maquillaje

¿Maquilladores profesionales?

Hola de nuevo,

El post de hoy no es sobre ningún producto, tratamiento o consejo. Es un “post denuncia” con el que pretendo dar a conocer una situación con la que los maquilladores profesionales nos estamos encontrando cada vez más frecuentemente: los falsos maquilladores profesionales y el intrusismo profesional.

Va a ser un post muy criticado y me van a poner verde pero es la realidad y me da igual lo que digan.

Para ser maquillador profesional hay que estudiar en una escuela o academia de Maquillaje, no te regalan la titulación de maquillador con el título de Peluquería ni con el pack de yogures en oferta.

Es una titulación distinta a la de Peluquería y a la de Estética. Con esto quiero decir que en Peluquería no se estudia maquillaje. Hay algunas escuelas que dan alguna noción pero la regla general es que no se estudia. Y lo mismo ocurre con Estética, tocan algo de maquillaje pero muy superficialmente. Puede que haya alguna escuela que sea la excepción a la regla pero serán las menos.

Tengo muchas compañeras peluqueras y ninguna ha estudiado maquillaje en la escuela de peluquería, sin embargo casi todos los peluqueros y peluqueras maquillan a novias e invitadas.  Y con el tema de Estética la cosa no cambia mucho más, tengo compañeras que han estudiado Estética y con los años decidieron hacer un curso de maquilladora profesional y ellas mismas reconocen que no hay color. Que lo que a ellas les dan en Estética son pinceladas.

Habitualmente comparan los precios que ofrecen en peluquerías y centros de estética con los de maquilladores profesionales. Su precios jamás serán los mismos que los de una maquilladora profesional porque la formación, experiencia y los productos tampoco son los mismos. Ahí está la diferencia de precio, y también en el servicio a domicilio.

En estos años me han llamado algunas novias semanas antes de su boda porque las han puesto como una puerta y necesitaban encontrar a un profesional a última hora. Y me sabe mal porque es un día muy importante para ellas.

Dicho esto tengo que decir que conozco a peluqueras y estéticas que maquillan y son grandes profesionales pero han invertido tiempo y dinero, sobre todo dinero, en un curso profesional de maquilladora. Y hago especial hincapié en  “curso profesional” porque aquí podemos abrir otro debate sobre las que se apuntan o les regalan un curso de automaquillaje y ya se apuntan al carro. Luego están las que no tienen nada de nada… pero hablaremos de esto después.

¿Cómo evitar acabar en manos de alguien que no es un profesional? Pedidles la titulación. Pedidles que os enseñen el título de maquillador/a profesional.

Luego está lo que cada uno queramos o podamos contratar. Si sabes que no es maquillador y te da igual  pues perfecto. No hay engaño

Ahora pasamos al meollo del asunto: las asesoras de belleza de marcas de cosmética tipo “Morikoi”. Creo que tod@s conocéis estas marcas.

La mayoría de las asesoras de esta marca no tienen ni titulación ni idea de maquillaje, sin embargo, cada vez son más las que se anuncian como maquilladoras, incluso dan clases gratuitas de automaquillaje sin tener ni idea. Les dan unos mínimos conocimientos de cómo se usan los productos que venden y con esos conocimientos ejercen de estéticas, maquilladoras e, incluso, dermatólogas.

El problema con estas asesoras-maquilladoras es que sólo buscan vender producto y para atraer posibles clientas se han introducido en el sector nupcial anunciándose como maquilladoras en portales tipo bodas.net reventando los precios, incluso maquillando gratis a las novias. No les preocupa si están formadas para ello, si las maquillaran bien o si les aguantará toda la jornada, mientras tengan oportunidad de vender.

Todo esto lo sé por comentarios que me hacen las clientas, porque he conocido a alguna asesora y porque me han intentado captar como a muchas otras.

A muchas clientas los precios y ofertas de algunas “maquilladoras” les olían mal y cuando han preguntado un poco más sobre los productos que usan y demás les han dicho que todo lo que usan es de “Morikoi”. No voy a entrar en la calidad de esos productos, no voy por ahí. Tienen cosas buenas y cosas que no, como en todas las marcas. Lo que critico es la falta de profesionalidad y de moralidad. El engaño de anunciarte como maquilladora cuando no lo eres y tirar por los suelos los precios para que te vengan clientas y así tener más oportunidad de venta porque como tú no te has tenido que gastar una media de 6.000€ en un curso de formación de maquilladora profesional, ni una media de 4.000€ en productos y material pues te da igual tirar los precios o hacerlo gratis si con eso vendes una barra de labios o una crema más que es lo que a ti te interesa. Y si la novia sale maquillada como un payaso o el maquillaje le dura 3 horas da igual … Pero tú has vendido que es a lo que ibas.

Dicho esto, tengo que aclarar que hay algunas asesoras que son maquilladoras profesionales.  Son chicas que han decidido trabajar con estas marcas y cada una es libre de trabajar con los productos que crea conveniente. Otra cosa es el tema de reventar precios para atraer gente y lo que pierdes por un lado ganarlo después con la venta de producto. Pero bueno… cada una hace lo que le parece con su trabajo.

Lo que realmente me molesta es el intrusismo, que personas que no tienen ninguna formación estén trabajando de algo para lo que no se han formado, reventando el trabajo de los demás o haciéndolo gratis y en algunos casos fastidiándole el día a las novias.

Y os preguntaréis “¿y a ti que más te da si a una novia le fastidian el día por un mal maquillaje? Es su problema por contratar lo más barato”. Pues no me da igual. Porque es un día muy especial, que se espera con mucha ilusión y nadie se merece que se lo fastidien por contratar a alguien que creías que era un profesional, ya sea maquillador , fotógrafo, restaurante…

Os podría contar muchas anécdotas que me comentan las clientas pero os voy a comentar un caso que me comentó las semana pasada una novia que vino a hacerse la prueba y que ocurrió en la boda de una amiga. Aprovecho para darle las gracias a ella y a su amiga por dejarme publicarlo.

Según me comentó esta clienta, su amiga pidió presupuesto a una “maquilladora” que resultó ser asesora de esta marca y que no era maquilladora. Esta chica decidió no contratar el servicio del día de su boda pero esta asesora le ofreció montar un beauty corner gratuito en su boda con una amiga (para las que no sepan lo que es un beauty corner se trata del servicio de retoque para invitadas que se suele montar en el servicio). Estas chicas lo montaron gratis esperando vender producto a las invitadas.

Si a la novia no le importa que hagan venta de producto en su boda me parece genial. El problema vino cuando, con la excusa de retocar y de que tenían el maquillaje mal, destrozaron el maquillaje a varias invitadas e intentaron parar a toda la que iba al baño para venderles.

Moraleja: NADIE REGALA NADA. Nadie pierde dinero trabajando. Las personas trabajamos para ganar dinero, todas. Si cobran barato es porque lo va a recuperar por otro lado o porque están ahorrando en el producto. Así de claro.

Este post no lo he escrito para crear malestar, ni echar tierra a ninguna marca ni persona. Simplemente quiero informar de la realidad de mi sector porque muchas clientas vienen confusas por las diferencias de precio que encuentran con algunos “profesionales” pero en cuanto les digo que les pidan la titulación descubren el porqué de la diferencia de precio. Y creo que la gente tiene que saberlo porque es un día muy importante para jugar con la ilusión de las personas.

Y vuelvo a recalcar que hay peluqueros, esteticistas y asesores de marcas de cosmética que son grandes maquilladores porque han invertido en formarse. Pero hay una gran mayoría que no tienen ninguna formación como maquillador.

Por desgracia también ocurre en otros sectores: veterinarios, médicos, fotógrafos… Pero mi sector es uno de los más afectados.

Espero que este post ayude a que mucha gente no se lleve una decepción en su gran día y se informen bien antes de contratar a alguien.

Otro día haré un post sobre los precios de los servicios.

Deja un comentario

Maquilladora en Barcelona

Maquilladora en Barcelona

¿Buscas Maquilladora y Peluquera en Barcelona?

Mi nombre es Lydia Arjona, maquilladora profesional y peluquera, aunque no siempre ha sido así …

Ya desde una edad muy temprana me ha apasionado el mundo del maquillaje y la peluquería pero fui animada a cursar estudios universitarios. Me diplomé en Relaciones Laborales en la Universidad de Sevilla, mi ciudad, dónde trabajé para distintas empresas durante varios años.

Hace unos años decidí que necesitaba un cambio en mi vida, lo dejé todo y vine a trabajar a Barcelona, ciudad donde resido actualmente. Fue aquí cuando pensé que era el mejor momento para redireccionar mi carrera y aprovechar mi estancia, formándome como maquilladora en Barcelona.

Comencé mi formación con un curso de maquilladora profesional especializado en beauty, pocos meses  después realicé un curso de maquillaje con aerógrafo en People Make Up School  para complementar mi formación. Y posteriormente, un curso de Peluquería de Plató en Miguel Griñó y otro de Peluquería Profesional en Barcelona Hair Academy.

He tenido la gran suerte de contar con unos magníficos profesores en todas las escuelas.

No fue fácil dejarlo todo y comenzar de nuevo. No sólo a nivel personal, sino  también económico. Es una profesión difícil y que, por desgracia, aquí no se valora. Pero como se suele decir… quién algo quiere, algo le cuesta.

Os invito a que visitéis mi página y veáis algunos de mis trabajos. En mi blog encontraréis mi opinión sincera sobre productos de maquillaje, cosmética, peluquería …

Espero no haberos aburrido.