Eyeliner

Productos para eyeliner

¡Hola!

Quería hacer un post sobre el eyeliner que estoy utilizando en mi maquillaje personal y que, de momento, es el que mejor resultado me está dando. Pero he pensado que antes de hablar de un producto en concreto es importante que os hable de los diferentes formatos de eyeliner que podéis encontrar en el mercado y sus diferencias para que sepáis cual se ajusta mejor a vuestras necesidades.

Actualmente existen varios formatos: lápiz, líquido, gel y en pastilla. A su vez, el formato líquido podéis encontrarlo de dos formas. El típico aplicador con pincel y el rotulador o pen.

A continuación os hablo de cada uno de ellos.

eyeliner

Lápiz: el típico lápiz de ojos de toda la vida. Podéis encontrarlos waterproof.

El problema de este formato es la falta de precisión, por mucho que le saques punta el acabado no es tan pulido.

 

eyeliner eyeliner

Líquido con pincel: suelen tener un formato parecido al de la máscara de pestañas o con el contenedor tipo laca de uñas en miniatura. En el tapón viene un pincel para aplicarlo.

Los podéis encontrar resistentes al agua, con pinceles más flexibles y menos…

Inconvenientes: su formato no lo hace fácil de desinfectar, por lo que no lo recomiendo para uso profesional aunque si para uso personal. Encuentro que su aplicación es más difícil q con el pen, pastilla o gel. Pero es una opinión personal.

 

eyeliner eyeliner

Pen: también conocido como rotulador o tipo boli. Este formato es mi favorito para uso personal porque, como su nombre indica, es como si usaras un rotulador.

Tienen una punta que suele tener forma cónica, de mayor o menor grosor. Últimamente está apareciendo un formato sesgado y plano que ayuda a hacer la “colita”.

Como he dicho antes es mi formato favorito, lo encuentro más cómodo y rápido en cuanto a la aplicación que el formato líquido con pincel que he mencionando antes. No necesitas ir humedeciendo el pincel y me resulta más fácil de aplicar por la forma de agarrarlo.

La mayoría de los eyeliners que he tenido para mi uso personal han sido de este tipo. He probado el de Elf, Dior, Make Up Revolution y Kat Von D, y este último gana por goleada principalmente porque es waterproof. Ya os hablaré de el.

Incovenientes: no es para uso profesional por el tema de su desinfección. La punta puede chafarse un poco con el uso dependiendo de su dureza.

eyeliner

 

– Gel: es una textura tipo crema espesa que suele venir en tarritos. Es el formato más usado por los profesionales (incluida yo misma) ya que facilita coger el producto que necesites con una espátula, sin contaminar el resto y puedes usarlo en distintas clientas.

Es muy resistente, incluso los que no son waterproof. Te permite elegir el tipo de pincel más adecuado al acabado que necesites.

Inconvenientes: necesitas un pincel aparte para aplicarlo, y tiende a secarse o cuartearse con el tiempo y el calor. Para evitar que esto suceda hay que intentar tenerlo cerrado siempre que puedas. Pero siempre podéis usar productos para revivirlos.

eyeliner

Pastilla o “cake”: como se le conoce entre los maquilladores. Básicamente funciona como una pastilla de acuarela. Le añades unas gotas de agua, mezclas bien hasta conseguir la textura que deseas y lo aplicas con el pincel que más te guste.

El trazo es más natural que con el rotulador o el gel. No es tan fuerte.

Inconvenientes: necesitas pinceles para aplicarlo y tener agua a mano para hacer al mezcla, por lo que es algo engorroso para trabajar. No es waterproof, hay que mezclarlo con algún producto tipo Duraline o Aqua Seal para convertirlo en resistente al agua.

 

Estos son los formatos que podéis encontrar en el mercado. No os he hablado de precios porque casi todos los formatos cuestan lo mismo dentro de cada marca, exceptuando los lápices de ojos que suelen ser más económicos.

Conclusión: me quedo con el tipo boli para mi uso personal y con el gel para trabajar.

¿Y vosotr@s ?

Deja un comentario

Maquilladora en Barcelona

Maquilladora en Barcelona

¿Buscas Maquilladora y Peluquera en Barcelona?

Mi nombre es Lydia Arjona, maquilladora profesional y peluquera, aunque no siempre ha sido así …

Ya desde una edad muy temprana me ha apasionado el mundo del maquillaje y la peluquería pero fui animada a cursar estudios universitarios. Me diplomé en Relaciones Laborales en la Universidad de Sevilla, mi ciudad, dónde trabajé para distintas empresas durante varios años.

Hace unos años decidí que necesitaba un cambio en mi vida, lo dejé todo y vine a trabajar a Barcelona, ciudad donde resido actualmente. Fue aquí cuando pensé que era el mejor momento para redireccionar mi carrera y aprovechar mi estancia, formándome como maquilladora en Barcelona.

Comencé mi formación con un curso de maquilladora profesional especializado en beauty, pocos meses  después realicé un curso de maquillaje con aerógrafo en People Make Up School  para complementar mi formación. Y posteriormente, un curso de Peluquería de Plató en Miguel Griñó y otro de Peluquería Profesional en Barcelona Hair Academy.

He tenido la gran suerte de contar con unos magníficos profesores en todas las escuelas.

No fue fácil dejarlo todo y comenzar de nuevo. No sólo a nivel personal, sino  también económico. Es una profesión difícil y que, por desgracia, aquí no se valora. Pero como se suele decir… quién algo quiere, algo le cuesta.

Os invito a que visitéis mi página y veáis algunos de mis trabajos. En mi blog encontraréis mi opinión sincera sobre productos de maquillaje, cosmética, peluquería …

Espero no haberos aburrido.